• 23 Higham Place E17 6DD London
  • + 44(0)7896208822 info@indrom.com

La interpretación en el ámbito policial

Con la mayor facilidad de transportes y comunicaciones, ha aumentado en las últimas décadas el número de personas que se mudan a otro país en busca de trabajo, de educación, o, simplemente, de una vida mejor, personas que vienen con el objetivo de residir ahí de forma temporal (grupo en el que se incluyen también los turistas) o permanente.

Como gran parte de estas personas no dominan el lenguaje del país de acogida al llegar, surge la necesidad de que haya servicios de interpretación (Interpretación en los Servicios Públicos o ISP) en los distintos servicios públicos, que sirvan para garantizar los derechos de todos los ciudadanos. Estos servicios públicos hacen referencia a los servicios que las autoridades de un país proporcionan a los ciudadanos, incluyendo, entre otros, el ámbito jurídico, el sanitario, el policial, la vivienda y la enseñanza.

Vamos a centrarnos en la interpretación en el ámbito policial, que puede tener similitudes situacionales, terminológicas y de registro lingüístico con la interpretación en el resto de ámbitos dentro de la ISP, pero también muchas particularidades, puesto que el intérprete tiene que trabajar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Estos intérpretes, normalmente prestan sus servicios en: interrogatorios (por ejemplo, interpretando la información que se provee a los denunciados por un delito), tomas de declaraciones e investigaciones policiales (traduciendo documentación, entrevistando a personas y analizando, transcribiendo y traduciendo conversaciones telefónicas). Por lo tanto, además de poseer competencias generales que son necesarias para cualquier intérprete en los servicios públicos, como el conocimiento de los principios básicos de conducta, de las lenguas y culturas implicadas, y de las técnicas y modalidades de interpretación, el intérprete policial debe poseer una serie de competencias específicas, como la capacidad de adaptarse a muy diversos registros, la capacidad de intervenir para realizar aclaraciones cuando sean necesarias, el conocimiento de la terminología especializada, la formación en los procedimientos del ámbito policial, sus documentos oficiales, etc.

La labor de un intérprete en este ámbito es especialmente delicada, porque la manera en la que el usuario del servicio (sospechoso, testigo, etc.) expresa sus respuestas, y el modo en que el intérprete las transmite en otra lengua, puede influir en la evaluación de un policía, o más tarde, de un juez, de los hechos. Para ellos, son muy importantes entonces los códigos éticos del intérprete, entre los que destacarían en este ámbito: la confidencialidad, la fidelidad y la imparcialidad.

A la hora de contratar a estos intérpretes, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (en la caso de España) tienen libertad para hacerlo de diferentes maneras: pueden optar por emplear a intérpretes en plantilla a tiempo completo, contratados por las propias administraciones, normalmente con carácter temporal, a los que normalmente no se exige ningún título oficial; pueden recurrir a intérpretes free lance; pueden recurrir a agencias de traducción e interpretación; y pueden realizar contrataciones de personal interino. Tristemente, muchas veces recurren también a intérpretes ad hoc, particularmente a voluntarios, normalmente amigos o familiares del usuario de los servicios policiales, dependiendo de la seriedad del caso, que no cuentan con las necesarias formación y experiencia para desempeñar bien su labor.

 

Alicia Jiménez.

 Tags: , , , ,
Share

Posts by 

No Comments Leave a comment  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Enter your keyword: