• 23 Higham Place E17 6DD London
  • + 44(0)7896208822 info@indrom.com

El doblaje y la subtitulación de videojuegos

La industria de los videojuegos ha evolucionado mucho en las últimas décadas. Ya hace 23 años que salió la consola que revolucionaría el mercado, Playstation 1, que marcó un antes y un después con videojuegos como MediEvil, Final Fantasy VII, Tomb Raider III, Castelvania, Crash Bandicoot, Tekken, Silent Hill… No podemos comparar los videojuegos de antes con los de ahora, ya que cada vez los videojuegos parecen más reales, contienen más cinemáticas e incluso son actores los que interpretan a los personajes, como es el caso del videojuego Beyond Two Souls, en el cual los protagonistas son interpretados por Ellen Page y Willem Dafoe. No obstante, el objetivo principal de la localización de videojuegos siempre ha sido el mismo, y es que el jugador no note que está jugando un videojuego traducido. A diferencia de cuando se traduce, al localizar se debe mantener el aspecto del original, pero adaptando el texto a la cultura meta. Esta es una de las razones por las que el traductor tiene la opción de adaptar, modificar y eliminar cualquier referencia cultural, juego de palabra o chiste que no sean apropiados en la cultura de llegada. A esto se le llama “localización”.

Ejemplo de localización donde nombran la Sagrada Familia

Por lo tanto, podríamos decir que una buena localización puede categorizar el videojuego de “bueno” o “malo”. Cuando un videojuego está bien localizado el jugador puede sentirse más identificado con el personaje y asimismo con la historia. No obstante, la localización de videojuegos no es una tarea sencilla. Es muy importante que el traductor conozca y diferencia el lenguaje coloquial y las referencias en la versión original o la versión en inglés, ya que así podrá mantener la esencia y no perder las características que lo hacen destacar. Además, hay videojuegos que requieren una terminología especializada, como por ejemplo los videojuegos de aviación, así que es indispensable que el localizador se informe bien. Además, los localizadores de videojuegos se enfrentan a la restricción de caracteres y a las variables. Si se traduce del inglés al español, el texto en español suele ser un 30 % más largo que el texto en inglés, ya que se necesitan más palabras para decir lo mismo. Por lo tanto, es un problema si el traductor tiene un límite de caracteres, ya que se tendrá que ajustar a él y eso implica que tenga que eliminar información o truncarla, cosa que dificultará la comprensión al jugador. Aun así, muchas desarrolladoras prefieren mantener toda la información, para que el jugador no se pierda ningún detalle. Otro problema al que se enfrentan los traductores de videojuegos, como hemos dicho anteriormente, son las variables. Las variables son indicadores que te dicen que ahí va a ir otro término, ya puede ser un objeto, un personaje, un lugar… Suelen aparecer como “%d” o “%s” y se tienen que respetar completamente, pero se tienen que ubicar donde puedan tener sentido en español. A veces los traductores tienen problemas de género con las variables, a veces es difícil saber a qué puede hacer referencia. Por lo tanto, los localizadores de videojuegos tienen que tener mucha imaginación para saber a qué se puede referir y cómo pueden adaptarlo al español.
Aunque hoy en día la industria de los videojuegos sea un rival de la industria cinematográfica y, por lo tanto, una fuerza muy importante, hay muchos videojuegos que no se localizan completamente al español. La mayoría de videojuegos se localizan parcialmente, es decir, se traducen solo los textos en pantalla y el manual, pero el audio se mantiene en inglés. Esto es porque el proceso de doblaje es muy costoso. No obstante, hay videojuegos que deben ser doblados para tener una mayor experiencia de juego, como pasa con los videojuegos de acción como, por ejemplo, la saga Call of Duty. Si estos videojuegos no estuvieran doblados, el jugador tendría dificultades para seguir la aventura mientras está leyendo los subtítulos y viendo toda la información que aparece en pantalla. Pero también hay videojuegos que no se doblan, como por ejemplo la saga Grand Theft Auto. Por un lado, porque hay muchos personajes y mucho diálogo y, si se doblara, significaría mucho tiempo de grabación en el estudio. Además, este videojuego se caracteriza por el entorno cosmopolita que ofrece, con gran variedad de acentos y dialectos, y se si doblara haría que se perdiera la esencia del videojuego.
No obstante, la subtitulación de videojuegos debería ser una característica que tuvieran todos los videojuegos. Primero, porque esto permitiría alcanzar un mayor potencial en los mercados internacionales. Y segundo, porque leer los subtítulos te permite una inmersión más profunda al videojuego, ya que el jugador está más comprometido con la historia, en vez de estar sólo escuchando.

No creo que haya una respuesta correcta de cómo se debería localizar un videojuego, ya que básicamente depende de las preferencias de cada jugador. Algunos jugadores prefieren el doblaje, otros el subtitulado, y otros prefieren jugar en versión original. Afortunadamente, no nos tenemos que quedar con sólo el subtitulado o el doblaje, ya que ahora la mayoría de videojuegos vienen en formato Blu-ray y tienen capacidad suficiente para almacenar tanto los subtítulos como las pistas de doblaje, dando la opción al jugador de jugar de la manera que prefiera. Eso implica más trabajo para el equipo de localización, pero de eso se trata la localización, de complacer al público todo el tiempo.

¿Y tú, qué prefieres?

Marta Vélez Baiget

 

 Tags: , , , , ,
Share

Posts by 

No Comments Leave a comment  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Enter your keyword: